El concreto premezclado es una mezcla controlada de cemento, agregado grueso, agregado fino y agua, en algunos casos incluye uso de aditivos. Está diseñado para el colado de todo tipo de estructuras de concreto.

Una de las mayores ventajas del concreto premezclado es la garantía de su producción, en cuanto a las propiedades mecánicas del material, avadada por un riguroso control mediante continuas pruebas realizadas sobre el producto final.

Otros beneficios:

Adecuado control de calidad sobre concreto suministrado.

Posibilidad de suministro de concreto 24 horas.

Provisión de materiales con pesadas controladas y precisas.

No se requiere espacio de almacenamiento para agregado y el cemento en la obra.

Eliminación de desperdicios en los materiales y combustibles.

Menor control administrativo por volumen y dispersión de compras de agregados y cemento.

Mayor limpieza en la obra, evitando multas por invadir frecuentemente la vía pública con los materiales.


Artículo creado con información de 360 enconcreto.com.