La grava triturada se elabora con base a la piedra caliza mediante un proceso de trituración.

Este tipo de grava es la que se utiliza para la elaboración de concreto, ya que es la única que cuenta con certificado de granulometría que garantiza su tamaño uniforme.

La grava triturada garantiza una mayor resistencia del hormigón, gracias a la conexión de las partículas angulosas. El agregado anguloso es el utilizado por excelencia en el campo de la construcción, aunque requiere más agua y esfuerzo para el amasado, lo anterior por su textura superficial rugosa.

Las gravas trituradas también se aplican en caminos y para decoración de exteriores, aquí algunas ventajas:

Decoración cromática con gravas trituradas

Se adaptan a cualquier espacio

Ideal para amantes del paisajismo

Es una decoración económica

Resisten cambios de temperatura y humedad


Artículo creado con información de arianal.com.